Quién Soy

claudio agopunturaClaudio Cardone

Trabajo como masajista y acupuntor en Barcelona.

Tengo formación en Biología y especificamente en Neurofisiología y Ciencias del Comportamiento. Después de la universidad hice unos dos años de investigación en laboratorio de neurociencias y trabajé en un projecto internacional para la aplicación del razonamiento automático a las bases de conocimiento biológico (ontologias).

Desde 2005 me dedico al estudio y práctica de la Medicina China Tradicional y Clásica, con enfoque en el Masaje TuiNa y Acupuntura. Estudié con maestros italianos, chinos, franceses y (recientemente) españoles. Mis principales puntos de referencias en el estudio son el Prof. J. Yuen, Dr. J.M. Kespí, Prof. C. Di Stanislao, Dr. D. De Berardinis.

Trabajé como docente de Masaje TuiNa y Medicina China en el Centro Id’O (Italia) y por la multinacional Kao S.p.a. (Goldwell). Sigo dando talleres y seminarios para pequeños grupos de estudiantes, en España.

Hablo italiano, inglés, castellano

Mi Curriculum completo: haz clic aquí

 

¿POR QUÉ NOMINAOMINA.ORG?

Nomina Omina es el plural de Nomen Omen, frase en latín que significa “un nombre, un presagio”. De un punto de vista simbólico, la asociación entre nombre y recurrido individual de vida es transcultural. En filosofía china, el nombre personal está relacionado con el “mandado”, es decir el destino de quien lleva aquel nombre.

En la Qabbalah la comprensión del nombre divino lleva a la comprensión del Todo, o sea el tetragrama del nombre divino esconde la Verdad. Por extensión de este concepto, podemos creer que cualquier nombre sea símbolo de una realidad y de una historia, como pequeña porción de aquel Todo. Cada vida, entonces, sería una narración que refleja el sentido simbólico del nombre que lleva.

Aún más, cada narración y cada vida serían una representación de una historia, un cuento que es respuesta a la pregunta sobre el sentido de nuestra vida, así como el mito intenta “explicar” presente, pasado y futuro del hombre, es decir explicar lo que es “sin tiempo”.

Podemos ir más lejos, y creer que cualquier nombre, cualquier palabra, sea una forma de creación (de un cuento), y por lo tanto creación de la realidad que percibimos. Dabar” en hebreo quiere decir “palabra” pero también “cosa, hecho”. Algunas palabras son más “poderosas” que otras (pensamos en la idea de los hechizos, de las fórmulas mágicas.. o matemáticas), algunos cuentos son más ejemplares que otras (los mitos de las varias culturas).

Podemos creer en todo esto, o bien no. Este blog nace de estas (y otras) creencias. Os deseo una buena lectura.

 

 Photo Credits: Antonio Lillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *