Los Cuatro Mares

Apuntes personales sobre los 4 mares en Medicina China (para que quede escrito y no se me olvide!)

Para empezar consideraría el número: vemos porque los 4 mares son 4. Recuerdo que el número 4 representa los límites de una construcción en la realidad, que percibimos como multiplicidad (véase aquí la simbología del 4 [ITA]): podemos interpretarlos como límites corporales, de un territorio, temporales (las 4 estaciones)..
En el marco de referencia del cuerpo, el cuatro está relacionado con la tiroides y – más generalmente – con el metabolismo.

Granet (hablando del concepto de “mar” en la China antigua) dice que: “en el interior hay el imperio que es conocido, organizado, administrado por leyes específicas. Fuera están los bárbaros (en el sentido etimológico de extranjeros),  que son fuerzas indomables, desconocidas, sin regla, violentas y salvajes, inexploradas. Los cuatro mares son en la frontera y permiten oportunas modalidades de comunicación entre el organizado y el desorganizado, entre el reglado y el salvaje, entre el imperio del cuerpo y los bárbaros primordiales. En detalle, hay:

  • El cerebro, definido como mar de las médulas (sui hai) representa la comunicación entre conocido y desconocido, explorado e inexplorado
  • Mar de los meridianos, dicta las reglas
  • Mar de los soplos, la ‘animación’
  • Mar de aguas y cereales, las ‘transformaciones’

(traducido de agopuntura.org)”

Leyendo el capítulo 33 del Ling Shu acerca de los 4 mares he reflexionado sobre la descripción hecha por el texto clásico que, con imágenes y detalles nunca casuales, pinta simbología y funciones de esas estructuras energéticas.

De un punto de vista simbólico general, los 4 mares tienen que representas algún tipo de límite (frontera) – espacial, temporal y/o evolutivo – en el contexto de la experiencia terrenal (4 es Tierra) del Hombre. En la descripción del Ling Shu parece que esos mares tengan una connotación “metabólica”, relacionada con la función de “puerta” de la tiroides y con la mediación interior/exterior evocada por Granet. Vemos en qué sentido.

La secuencia.

Se empieza con el mar de los alimentos (agua y cereales), luego mar de la sangre, mar del Qi y finalmente mar de las médulas. Metabolismo significa “elecciones”: recibir el exterior (mar de alimentos), elegir qué asimilar y qué eliminar (mar de sangre), transformarlo para uno mismo (mar del Qi), elegir qué guardar de aquella experiencia y qué no llevar hacía el jing personal, a su propia evolución como individuo (mar de médulas).

Los puntos.

Cada mar (excepto el mar del Qi que para mi no está muy claro) tiene un punto superior y uno inferior (Ling Shu, cap 33). Estos puntos son definidos como “shu“, o sea transportadores. Entonces transportan para el interior (absorber) o para el exterior (eliminar).

– El mar de alimentos tiene como punto superior el e inferior el : el primer punto recibe, el segundo hace bajar, manda movimiento de bajada. Recordamos que el además que punto de Chong Mai se utiliza para abrir el estómago (J. Yuen, escuela de la gastroenterología) y represente la energía impetuosa (tai chong) que “abre de golpe” las puertas. El tiene muchísimos empleos pero seguramente recapitula las funciones de descenso del estómago.

– El mar de la sangre es Chong Mai y se abre por el lado superior con y por lo inferior con y . es punto hui de los huesos y puede representar un proceso de absorción: los nutrientes pasan en la sangre y son asimilados hacía los huesos (médulas), o sea hacía nuestra más profunda estructura. 37- son puntos de eliminación de las vísceras SI y LI: lo que no se absorbe tiene que ser eliminado. J. Yuen también afirma que 37- tengan función de transporte de sangre hacía los intestinos ( se puede usar en falta de B12, o sea cuando hay problemas en el proceso de asimilación)

– El mar del Qi es el pecho-altar: . Como el primer mar, tiene una función de recogida y otra de dirección (el primer mar baja, e segundo sube). Se abre con o bien y : con se lleva al exterior todo el yang, con se lleva yang (de los meridianos yang) al interior. Es el movimiento (dinámica, energía que se mueve: Qi) de lo que hemos asimilado con el mar de la sangre. Con se pasa al mas siguiente, eso sería el punto shu-oferta: como bajaba hacía el Chong Mai, hace “subir” hacía las médulas.

– Finalmente el mar de las médulas es Nao (cerebro). Sus puntos shu son ambos en la cabeza y también aquí, como en el caso del segundo mar, tendremos una elección: 1- lo que queremos llevar al grande Shen (=Nao), para que forme parte de nuestras médulas, de nuestra estructura y experiencia que pasaremos a la humanidad y a nuestra cría; 2- lo que queremos descartar o devolver a las etapas anteriores para que sea tomado otra vez en consideración. El punto shu superior es , que yo personalmente asocio al meridiano divergente de LR/GB y entonces a como “cambiamos lo que somos”. El punto shu inferior es que es un importante punto viento (feng), útil por ejemplo en fibromialgias (cfr. De Berardinis): el rechazo de un cambio puede producir viento interior. según el análisis simbólico que estamos haciendo debería “eliminar”, pero hacía donde? No lo sé, supongo hacía los músculos, es decir empuja para que a través de la acción muscular (nuestros movimientos en el mundo) la persona pueda actuar y modificar lo que no ha entrado a formar parte de la médula con .

Otra posible interpretación: así como 37- según Yuen transportan xue en en los intestinos, debería tener función relacionada con el postnatal. En este sentido: el Chong Mai como mar de xue actuaría sobre el xue de las médulas (, prenatal) y xue de nueva formación (37-, postnatal); Asimismo llevaría jing hacía el Nao, llevaría jing hacía tendones y músculos (¿casi como decir SNC y SNA?)

Por lo tanto podríamos utilizar los 4 mares como mecanismos de ricapitulación de los procesos metabólicos, donde el primer mar dará signos y síntomas en el proceso de aceptación, el segundo en la asimilación, el tercero en la trasformación, el cuarto en el cambio/evolución del individuo.

 

Autores De Este Artículo :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *