Adelgazar con Acupuntura 2: ¿Quién eres?

acupuntura marnie joyceEn la primera parte de este tema hablamos de los principios generales de la forma corporal, que resumiría así:

  1. Nutrirse no sólo es comer, sino beber, respirar, dormir, hacer actividad física y vida relacional. Las costumbres son nutrición, las experiencias que hacemos son nutrición.
  2. La nutrición (postnatal) depende en parte de nuestra estructura heredada (prenatal) y de los hábitos de nuestra familia, pueblo, región, o sea de nuestros antepasados
  3. Conseguir otra forma corporal significa ser otra persona. Forma y función no se pueden separar.

Si estos son los principios básicos, tenemos también que buscar algo de “aplicación”. Ya escribí unos consejos, ahora veremos 2 cosas más. Como me dedico a Medicina China, lo que va a seguir son mis interpretaciones de fisiología energética (con una pizca de biología):

  1. ¿Por qué has cogido peso?
  2. ¿Hay algo que se pueda hacer con acupuntura para AYUDAR?

Nota que he escrito AYUDAR, mayúsculo, porqué muchas veces pasa que no buscamos una ayuda, sino una SOLUCIÓN. A veces las cosas se solucionan, es verdad: pasa un dolor, desaparece un trastorno, se recupera una función, se vuelve a dormir o a hacer cosas que no se podía hacer antes.. eso vale por cualquier terapia. Pero intentamos no acercarnos como una búsqueda de solución, porqué es como buscar una varita mágica y esta actitud podría ser una de las razones por las cuales no logras adelgazar o “mantener los resultados”.
TÚ eres el protagonista de tu cambio de forma.

delgada grasaEntonces, vamos a ver: ¿Como cogiste peso?

Para empezar, hay dos posibilidades (dos, ¿ves? sencillo):

La primera es que en un momento de tu vida hubo algún cambio que afectó tu peso y tu forma corporal: una mudanza, una pérdida, la renuncia al cigarrillo, alejamiento de tus seres queridos.. es decir problemas de familia, de pareja, de trabajo o de costumbres que desencadenan otras reacciones.

Esto es el caso más sencillo y más “reversible”: lo pongo entre comillas porque en la vida NUNCA SE VUELVE ATRÁS, el objetivo no es volver a ser la persona que eras antes, sino ser lo que eres ahora, pero con un peso y una forma que te representen. La situación desencadenante puede haber bloqueado alguna función de tu organismo que conlleva el aumento de peso (lo veremos más adelante), o simplemente una mala costumbre ha paulatinamente fomentado una acumulación de masa.

La segunda posibilidad es que tu forma corporal sea debida a algo más “estructural”, es decir de nacimiento, de herencia, o bien adquirida en un periodo de desarrollo, por ejemplo entre pubertad y adolescencia.

Esto es más conectado con “quién eres”, es algo más profundo. No obstante eso, en algunos casos podría haberse producido, también en este caso, un bloqueo de alguna función de nutrición del organismo.

¿Qué son estos “bloqueos” y como se producen?

Para entenderlo, tenemos que saber lo que pasa en los procesos de nutrición, de un punto de vista energético y simbólico:modelo acupuntura

  • Selección. Cuando asimilas algo tu organismo tiene que seleccionar lo que le sirve y descartar lo que queda porque lo considera inútil o hasta tóxico. Es un proceso que se tiene que hacer con cuidado, o bien lo que no queremos entrará a formar parte de nuestro organismo.Recordamos que nutrición es física, emocional, espiritual.. entonces si la selección no está bien hecha podríamos absorber cosas que no nos “pertenecen”, sea porqué son tóxicos comunes (si te comes plástico el cuerpo lo envía directamente a los desechos), sea porque son cosas que no te sentan bien, que no “quieres” (intolerancia a comidas, personas, ambientes-aire..), sea porque ni sentaban bien a tus antepasados: por ejemplo hay poblaciones “lecheras” (ej. los españoles) y “no lecheras” (ej los esquimales), y las no lecheras no pueden beber leche, le hace daño, porque son generaciones que no lo beben.Si fallan los procesos de selección nos atoramos en el interior con elementos que serían “basura” y que pueden obstruir nuestras funciones y ensuciar nuestros conductos, impidiendo una correcta nutrición, así que se acumula masa.
    Además, la selección es “lo que eliges comer”: es así, la nutrición es elección, más o menos consciente, de lo que quieres dar a tu cuerpo. Puede ocurrir que elijamos alimentos muy refinados, con muchas grasas, o simplemente que escojamos comer mucho, grandes cantidades para “apagar” con la comida un vacío o un fuego interior.
  • Transformación: Lo que llega del exterior tiene que someterse a unos procesos para que pueda ser parte de nosotros, tenemos que “hacerlo nuestro”, como cuando expresamos con nuestras palabras un concepto que estemos aprendiendo.Si no lo “hacemos nuestro” olvidaremos aquel concepto, quedará inútil, así como lo que no transformamos y que se acumulará.
  • Absorción. Lo que el organismo selecciona lo absorbe, es decir forma parte del organismo mismo. Esto es un tema un poco delicado, que se podría conectar a lo que llamamos “sentido de la vida” (si hay): nosotros estamos HECHOS para hacer experiencia (física, emocional, espiritual..) durante nuestra vida y lo que absorbemos es lo que entra en nuestra experiencia.Lo que no absorbemos, que no entra en nuestra médula, en nuestra experiencia de vida, puede quedar fuera y acumularse, formar masa.
  • Eliminación. Todo lo que se ha descartado en el proceso de selección tiene que ser “tirado a la basura”.También en este último caso, si no logramos liberarnos de lo que seleccionamos como “ajeno”, que no queremos sea parte de nosotros, se quedará allí, acumulandose y tal vez siendo hasta reabsorbido, para evitar atascos.

¿Como puede ayudar la acupuntura?

Buscar la función bloqueada de un punto de vista energético: ¿es un fallo de selección, de absorción, o de eliminación?

Cada función tiene posibilidades de tratamiento, según lo que expresa el conjunto simbólico de la persona, o sea como se manifiesta la cosa en tu caso específico. Cada punto de acupuntura es una clave simbólica que trabaja sobre una o más funciones energéticas del cuerpo. Ejemplos:

  • aguja pielNo funciona bien la selección. ¿De qué? ¿Líquidos, sólidos, emociones, respiración? Cada uno de estos aspectos puede influir en los pasos siguientes. Se podrán encontrar, por ejemplo, líquidos mal seleccionados, con problemas de orificios, o de piel (irritaciones, orticarias). O bien se manifiestan intolerancias. Además, como dijimos antes, puede que intentemos “apagar” o “rellenar” algo a través de la comida, y por esto elijamos comer mucho o comer alimentos que nos perjudican.
  • Un trauma, por ejemplo una pérdida, ha bloqueado la persona en cierto estado emocional. Cada emoción – a medio/largo plazo – “fija” nuestras energías en cierto esquema: por ejemplo quando tenemos rabia, nuestra energías estan listas para llegar a brazos y cabeza, para expresar esta rabia. Pero si estan allí, como tropas alineadas a la frontera, otros territorios se quedan cortos, como por ejemplo los de la digestión.. se tiene que repartir las tropas de otra manera..
  • Los nutrientes no llegan hasta la profundidad, no llegan a nutrirnos “de verdad”.. hasta la médula. Tendrás hambre, pero sin que la nutrición llegue, tal vez con cansacio, ofuscamentos de vista o faltas de memoria..
  • No se transforman bien los alimentos: habrán acumulos, piernas hinchadas y pesadas. Quizá no haya suficiente “fuego”: la digestión es muy parecida a una combustión, necesita un fuego inicial, una chispa o algo más, para que se desencadenen las trasformacciones.. como cuando se cocina un alimento.
  • No se elimina algo: alimentos, una emoción, una experiencia.. ya sabemos que no tiene que hacer parte de nosotros, pero la retenemos allí, como los niños que esperan en vez que ir enseguida al baño! También en este caso, podría venir bien una ayuda a dejar que lo que se tiene que eliminar, se vaya.
  • Puede también que una cualquiera de estas funciones del cuerpo esté bloqueada o limitada no por una razón “ordinaria”, algo que te pasó en un periodo de tu vida, sino algo “extraordinario”, que pasa sólo una vez en la vida: como dijimos antes, el ejemplo del pasaje entre pubertad y adolescencia. Se tendrá que valorar porque en aquella ocasión algo ha “funcionado mal”: el organismo nunca hace cosas casualmente, tal vez en aquel momento fuera el mal menor, pero hoy sea posible “revisarlo”.

Dicho esto, puede parecer un poco “mecánico”, pero siempre ten en cuenta lo que dijimos en el primer artículo:

  1. TÚ cambias
  2. No hay “soluciones”, sí hay ayudas
  3. Eres lo que haces: eres físico, emoción, mente, espírito.. y cada una de estas partes “hace” cosas. Entonces eres lo que haces ¡ en un sentido global !

Espero que el tema te haya interesado, si quieres más, contáctame. En el tercer artículo de esta serie, encuentras un formulario que puedes rellenar para hacer una valoración según principios de medicina china.

Autores De Este Artículo :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *